visita a San Miguel de Rozas y Cañedo, con Jesus Hernandez Conde

Se trata de una magnífica obra de 1527, de las mejores de Cantabria, plateresco en su arquitectura y con doce tablas hispano-flamencas distribuidas en dos pisos. Consta de un banco, dos cuerpos y siete calles, la central y el banco con tallas de bulto policromadas, como la Virgen y el Niño, San Miguel Apóstoles y Santos. Las otras calles son de pintura, con escenas de la vida de la Virgen, San Miguel y la misa de San Gregorio y San Jerónimo. El autor de esta obra nos es desconocido y se le llama el “maestro de Rozas”.De Cañedo podemos destacar la iglesia parroquial de Santa María que guarda en su interior un retablo de pequeño tamaño con ocho tablas del siglo XVI, en grupos de dos que recogen escenas de la vida de María y Evangelistas, probablemente del mismo maestro de Rozas. De gran interés es la imagen de la Virgen sedente con el Niño, pieza gótica del siglo XIV.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *